La lucha contra el lupus.

¡Hola chic@s!

Hace unos días, el 10 de Mayo se celebró el Día Mundial de la Lucha contra el Lupus, una enfermedad crónica muy, pero que muy difícil de diagnosticar y que, además, actualmente no dispone de una cura…
El objetivo de este tipo de celebraciones es el de concienciar e informar a la población sobre este tipo de enfermedades para que tengan todos los datos que les permitan acudir al médico a tiempo.
El lupus, como decíamos antes, es una enfermedad crónica que afecta al sistema inmunológico, los músculos y las articulaciones.
Sin embargo, en algunos casos el lupus también puede dañar la piel, los pulmones y otros órganos de nuestro cuerpo.
Se a comprobado que el lupus es mucho más común en mujeres que en hombres y, a pesar de lo que muchos piensan, puede aparecer a cualquier edad, por ello es tan importante la detección precoz y un correcto diagnóstico.
El lupus se divide en dos tipos:
-El lupus eritematoso discoide (LED) que únicamente afecta a la piel.
-El lupus eritematoso sistémico (LES) que, a diferencia del anterior, afecta a las articulaciones, tendones, otros tejidos conectivos y órganos haciendo que se inflamen.

Sus síntomas, en algunos casos, son tan comunes que muchas personas pueden estar padeciendo lupus durante años y ni siquiera saberlo. Por ello se le conoce como «la enfermedad silenciosa».
Generalmente, los principales síntomas del lupus son cansancio extremo, erupciones en manos, muñecas y cara y dolor e inflamación en las articulaciones.
 
El problema es que, como decíamos al principio, es una enfermedad que a día de hoy no tiene cura.
Los médicos tratan los síntomas de manera individualizada con el fin de calmarlos y mejorar la calidad de vida del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *